domingo, 10 de diciembre de 2017

LOS ABDONES


MONTES Y GARGANTAS
 
      
El monte que forma el lateral derecho del Valle del Jerte, se llama Traslasierra e, igual que su oponente, la sierra de Tormantos, se formó hace 75 millones de años, en el período Alpino, a partir de la Falla de Plasencia.
     Diversos movimientos geológicos produjeron otras fallas perpendiculares que rompieron estos montes y que fueron aprovechadas por el agua para formar Torrentes o Gargantas, que es como se las llama por aquí.
     En el recorrido entre Plasencia y Hervás, se pueden observar seis Gargantas y un Arroyo en la ladera sur de Traslasierra.
     Así pues, el monte Traslasierra se puede denominar como un Monte de Gargantas o, como dirían los catalanes, un Piugdengolas, ahora que lo catalán está en el candelero.
     Hay que aclarar, para justificar este comentario, que un bisabuelo mío, se llamaba Pablo Brugués Puigdengolas. Nada menos.


Vista de Hervás con la Traslasierra al fondo

  El Valle del Jerte, entre Traslasierra y Tormantos
 Abajo, a la izquierda, Hervás














 Pablo Brugués Puigdengolas


miércoles, 27 de septiembre de 2017

LOS ABDONES


ADIÓS, RAMÓN
 
      
No hace muchos días, en casa de Oscar Rivadeneyra, me dijiste: Nos volveremos a juntar para contarnos cosas de la Familia.
     No ha podido ser. El Calendario se nos ha adelantado.


     Hemos ido viendo cómo crecíamos a lo largo de nuestras vidas y cómo hemos llegado hasta aquí.



     Te recuerdo perfectamente como estás aquí, igual que a tus hermanos. La memoria es algo maravilloso, pero las fotos ayudan mucho.



      Aquí, más mayores, ya nos estábamos distanciando. Geográficamente, claro. El cariño y la amistad no se perdió nunca.
     Ya no aparece tío Antonio. y, ahora, no estáis tía Amalia, Ángel, ni tú. Son cosas de la vida, pero se sienten.



      Como si fuera hoy, recuerdo este día en Navamuño. Ya faltáis algunos. Pocos, afortunadamente.



      Una de las muchas veces que nos hemos juntado a dar un repaso a la Familia. ¡Con la cantidad de cosas que nos han quedado pendientes!
     Ha habido tres personas a las que he envidiado desde que empecé la aventura de nuestro árbol genealógico, por mi mala menoria de toda la vida: tu hermano Antonio, Pepe Galindo y tú, que os sabíais todos los entresijos familiares y, sin mirar un papel, los habéis sabido coordinar. Sé que tú has escrito bastante sobre ello y quiero animar a Pepe y a Antonio a que hagan lo mismo, porque si no, se perderá irremediablemente.
     Me decía un día Antonio: Ya lo escribes tú.
     ¡Pero solo me sé la cuarta parte!
     Ahora Pepe Galindo me ha prometido mandarme cosas tuyas y suyas. 



     Un día, todo orgulloso, me mandaste la foto de tu familia.
     Quiero aprovechar con ella para enviar a Mercedes, a tus hijos y nietos un fuerte abrazo.
     Hasta siempre, Ramón.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Béjar en Madrid


BÉJAR EN MADRID
Recuerdo de Jerónimo Abdón
 
      
Esta mañana he recibido un correo electrónico que me ha agradado mucho.
     Lo ha mandado María Jesús Santa Martina, que es la Directora del periódico Béjar en Madrid.
     Están preparando una edición especial con motivo del Centenario de su fundación y ha tenido el valor y la paciencia de leerse todos los números, encontrando en ellos a montones de personajes bejaranos que, por una o otra razón, hicieron merecimientos para que alguno de los colaboradores considerase oportuno dedicarles un artículo.
     Así ha ocurrido con nuestro tatarabuelo Jerónimo Abdón Gómez Rodulfo, que aparece en varios artículos publicados.
     María Jesús ha tenido la deferencia de fotografiar estos artículos y mandarme las fotos.
     Estos artículos se publicaron en este Blog hace algún tiempo y, para verlos, solamente hace falta darle un repaso.
     Por ello, hoy, reproduzco las fotos que me ha mandado y una copia de su carta, para que quede constancia del agradecimiento de este Blog.

     Lo dicho, María Jesús. Muchas gracias.


viernes, 24 de marzo de 2017

LOS ABDONES


ADIÓS A JUANJO OLLEROS
 
      
Otra vez el dichoso tabaco.
     Esta mañana hemos estado en Béjar, en el funeral de Juanjo. 
     Juan José Olleros Delgado, que pondrá en su carnet de identidad.
     Luego, le hemos despedido en el cementerio del Puerto, vamos, de Puerto de Béjar, que es donde tiene la familia su panteón.
    


     Voy a hacer un recordatorio, como me gusta hacer con los amigos y Juanjo lo ha sido desde que íbamos a las Teresianas, de parvulitos. Ya ha pasado tiempo. Y hemos pasado muchos buenos ratos. Malos, no recuerdo haberlos tenido con él, y si los ha habido, ni me acuerdo.
     Podía decir primo en lugar de amigo, porque hasta muy mayor no me enteré de que solamente somos parientes, pero muy lejanos, gracias al tatarabuelo Jerónimo Abdón. Como siempre llamábamos tio Juanjo y tia Antolina a sus padres...


     Me ocurre con casi todos los amigos, que no tengo fotos con ellos de cuando éramos pequeños. ¡Para qué íbamos a hacerlas si estábamos siempre juntos!
     Por eso la primera que tengo con Juanjo y con parte de la Pandilla es esta que nos hicimos en Fuentes, a donde íbamos ¡en bici!. 



     Ya, más mayorcitos, sí empezamos a hacernos algunas. Para un capítulo de una novela lo bien que lo pasamos este día.



     Siempre cercano, fue de los primeros en saludarnos el día de nuestra boda.



     Nos encontramos en el Castañar. Entonces ninguno de los dos de la foto tenía problemas con los pulmones.



     También, con la Pandilla, nos acompaña en la boda de uno de mis hijos.



     La de veces que nos hemos juntado, y sin embargo solamente tuvimos la "necesidad" de dejar constancia cuando ya caneábamos.
     Manolo de anfitrión, Ángel de cocinero y Juanjo de pinche. Ya no tenemos a ninguno de los tres.



     A Charo y a mí nos queda este recuerdo, en Los Viñazos.








     Una de las excursiones a Tornavacas. Ángel nos preparó un arroz para chuparse los dedos.







     Nos juntamos varias veces en Navacarros, en casa de Nacho Oliva.



     Y otra vez en Los Viñazos.



     Como buen Abdón, le gustaba subir a Navamuño.





     Y colaboró actívamente en la colocación de la Placa dedicada al tatarabuelo Jerónimo Abdón.



     Casi siempre estaba presente, aunque los últimos años solamente subía para acompañarnos en Candelario. Se agradecía su presencia.



     Esta es la última foto que nos hicimos con vistas al Valle de Navamuño.
     Le agradecimos su esfuerzo, convirtiéndole en....



                                          SAN ABDÓN.

     Un fuerte abrazo allá donde estés, Juanjo.
     Abrazos también a Nieves y a toda la familia: hijas, nietos, hermanos y amigos.